Cita

Cita Glenn Murcutt

‘‘ Nunca pensé en la arquitectura como un objetivo a perseguir sino como algo a descubrir ’’

Glenn Murcutt
 

Comenzamos esta nueva andadura en el blog de la nueva web, con una referencia al arquitecto Glenn Murcutt.

La profesión de arquitecto, al igual que otras muchas, es un aprendizaje constante en campos muy variables, que abarcan desde lo profesional a lo humano. La cita de Murcutt, que encabeza esta entrada, no es casual. El australiano ha ejercido en solitario durante toda su trayectoria, dedicando prácticamente la totalidad de sus diseños al área residencial y concentrando sus viviendas únicamente en Australia, tierra que conoce a la perfección. Todo ello le ha permitido dar un ejemplo a técnicos y usuarios, de cómo integrar la arquitectura en el paisaje y de cómo aprovechar los recursos del mismo. Sin mucho más, resultó ganador del Premio Pritzker, el “Premio Nobel de Arquitectura”.

Hay quien asocia una vivienda a un ejercicio simple de organizar unos espacios en un plano que cualquiera, con las herramientas adecuadas, podría realizar. La predominante presión inmobiliaria sobre el diseño arquitectónico de los últimos tiempos, es en parte responsable de ello al generarse viviendas que, al carecer de clientes previamente conocidos, no aportan una respuesta personalizada e individualizada, sino algo estandarizado en base a ciertos patrones sociales. La cultura de la inmediatez es la otra gran culpable. Se necesita obtener todo con la mayor rapidez posible, para generar así la mayor rentabilidad económica posible. La consecuencia es una falta de profundización ya que el proceso pasa a un segundo plano donde el objetivo de terminar acaba siendo lo prioritario.

La vivienda es seguramente la mayor inversión que una persona vaya a hacer durante su vida y esa inversión no debería llevar un diseño a contrarreloj e impuesto, bien sea una vivienda unifamiliar o un edificio de vivienda colectiva. Afirmaba Murcutt en otra ocasión, que “una casa es como un traje y los mejores, son a medida”. El trato con el cliente forma parte del proceso de confección que anteriormente mencionábamos, aportando condicionantes particulares e intransferibles, de manera que se genere una respuesta única a un problema concreto, resultando así cada encargo, una oportunidad más para descubrir una solución diferente a algo tan básico como es la necesidad humana de habitar en un lugar determinado. La vivienda de un escritor no puede ser la misma que la vivienda de un deportista, independientemente de que uno y otro aporten su toque personal en cuanto a decoración se refiere. La búsqueda de la satisfacción del programa y de los requisitos de los clientes, forma parte de ese continuo aprendizaje del que hablábamos y ahí radica la clave del éxito de nuestro referente y parte de nuestra filosofía, que no sólo se basa en la personalidad del cliente sino en la personalidad de lugar. La acción de habitar, no puede ser ajena al entorno y el paisaje adyacente. 

“Una casa en el paisaje debe mejorarlo y si no lo mejora debe, al menos, asimilarse a él y verse lo menos posible”. Murcutt de nuevo. Sorprende ver cómo la arquitectura bioclimática dejó de ser una herramienta fundamental a la hora del diseño. Independiente de nuestra formación, todos hemos sido testigos de viviendas con orientación exclusiva al norte, con espacios oscuros y fríos que disocian la relación interior-exterior y malgastan energía para poder ser habitables. El estudio de la incidencia del sol, de los vientos predominantes, de la tierra donde se posará el edificio, del aprovechamiento de los recursos hídricos, de los materiales del entorno… forman también parte del diseño de un edificio. Cada emplazamiento es diferente e incluso dentro de un mismo territorio los condicionantes pueden ser diferentes en pequeñas distancias. El descubrimiento de la cultura del lugar vuelve a poner en valor la definición de arquitectura como acción de descubrir, que no sólo se limita a la parte creativa, sino que una vez que el usuario empieza a ser partícipe de ella, comienza también un proceso de continuos hallazgos que van desde lo anecdótico, como podría ser un determinado encuentro de elementos constructivos hasta lo fundamental como podría ser la posición del edificio en el terreno.

En nuestro estudio, compartimos la visión de Murcutt sobre la arquitectura y hemos querido utilizar esta primera toma de contacto con el blog para reflejar parte de nuestra filosofía a modo de presentación. Estamos abiertos a nuevos retos profesionales para seguir aprendiendo así que, si quieres una vivienda que combine tus ideas, las nuestras y las del lugar, no dudes en contactar con nosotros.

Carrillongo Arquitectos.

Comparte